Portada 

Lugares fantasma 
La abadía de Rielvaux 
El bosque Aokigahara Jukai 
El sanatorio de Waverly Hills 
El castillo de Puymartin 
The Ridges 
La abadía de Mortemer 
El bosque del Black Hills 


 

Casas encantadas 
Criptozoología 
Espiritismo 
Extraterrestres 
Fantasmas 
Hechizos y rituales 
Historias de miedo 
Leyendas urbanas 
Lugares fantasma 
Misterios 
Ovnis 
Poltergeist 
Seres mágicos 







La abadía de Mortemer


La abadía de Mortemer está situada en le "Haute-Normandie", en Eure, Francia. Está considerado como uno de los lugares más encantados de Francia.

Fue construida en el siglo XII, por Henri I Beauclerc, hijo de Guillermo el conquistador, para los monjes del orden de "Citeaux". Esta abadía recibió ilustres visitas como la de los reyes Henri I, Ricardo Corazón de León,... pero también ha sido testigo de muchas apariciones. Se dice que en sus parajes existen numerosas entidades.

Abadía Mortemer. Lugares Fantasma

La primera fue Matilde "La Dama Blanca", encerrada por su padre que criticaba su conducta un poco ligera. Ella está condenada a errar por las ruinas de la Abadía y los alrededor del estanque las noches de luna llena. Ciertas personas afirman haber visto su espectro flotar a varios metros del suelo, como un alma en pena. La leyenda dice que cualquiera que la ve vestida con los guantes negros, fallecerá ese mismo año. Al contrario, si ella aparece con guantes blancos, anuncia un matrimonio o un nacimiento a la persona que la ve.

Pero Matilde no es el único espectro que se aparece en la abadía. Durante la revolución francesa, sólo 4 monjas vivían en la abadía y ésta  comenzaba a estar ruinosa. Los revolucionarios, que les confundieron con los sacerdotes ricos del pueblo, las persiguieron hasta la bodega, donde las derribaron. Desde ese día, se dice que sus espíritus vagan desde el palomar hasta la cava de la bodega, como hicieron el fatídico día de su asesinato.

La abadía estuvo habitada hasta 1965. Su último ocupante huyó despavorido, presa cada noche entre las once de la noche y las cinco de la mañana de manifestaciones sobrenaturales. Ruidos de pasos en elpiso de arriba, cuadro que se colocaban contra la pared,... En su última noche, oyó golpes en toda la abadía, pero principalmente sobre la puerta acristalada, justo al lado de su habitación. No aguantó más la tortura y se marchó.







    Contacto © 2008 WebMisterio.com Condiciones de uso